Antonio Folch Marín

Nacido en Valencia desde pequeño mostró gran interés en los animales, en su mantenimiento y reproducción. Desde los doce años comenzó a mantener y reproducir reptiles, anfibios y pequeños mamíferos exóticos y en menor número pequeñas aves.
Curso sus estudios de veterinaria en la facultad de veterinaria de Cáceres. Inclino su formación a los pequeños animales y a los animales exóticos y salvajes, durante sus estudios fue miembro activo y presidente (durante 3 años) de la asociación AVAFES-Cáceres (Asociación de Veterinarios para la Atención de la Fauna Exótica y Salvaje), colaboró con diversas asociaciones de protección de fauna salvaje y realizo prácticas en clínicas de pequeños animales, clínicas de especializadas en animales exóticos y centros de recuperación de aves (rapaces principalmente).
Sus intereses como veterinario son principalmente la medicina interna y los animales exóticos.
Ha intervenido como ponente en un curso sobre veterinaria en reptiles en Cáceres y sobre enfermedades en las aves en Orniexpo.
Ha sido coautor en varios artículos en la revista Pájaros de la FOCDE (Federación Ornitológica Cultural Deportiva Española).
Es colaborador en el Atlas visual  de patológias dentales y orales en pequeños animales y exóticos de Javier Collados.
Veterinario oficial del Concurso Nacional de Ornitología organizado por FOCDE en la ciudad de Talavera.
Entre sus aficiones están todo aquello que este relacionado con el mantenimiento y reproducción de animales exóticos, la naturaleza y la fotografía de fauna tanto salvaje como domestica.

Comparte su casa con diversos animales.

Arwen es la reina de la casa, una gata común europea que aparecio abandonada en la puerta de la clínica donde trabajaba anteriormente, se la llevo a casa para darle un ambiente agradable hasta encontrar dueño y nunca más volvio a salir de el. Es una gata con mucha personalidad que se dedica a controlar y manipular a sus dos compañeras perrunas. 
Tessa, es una schnauzzer miniatura fue el primer perro que llego a casa, por capricho de su mujer, anteriormente siempre habia tenido debilidad por los perros de talla gigante, pero Tessa es una perra grande en un cuerpo pequeño que tiene a todos locos. 
Nina, es un trozo de amor. Padecía un problema congénito en el esófago que no le permitía comer, su anterior propietaria decidió sacrificarla por las pocas posibilidades de recuperación que tenía. Antonio se obsesiono con el caso y, tras pedir consentimiento a su anterior propietaria, hablo con unos compañeros especialistas en distintos campos de la cirugía veterinaria para intentar salvarla y después en caso que fuera bien encontrar un dueño adecuado. Cuando se la opero pesaba solo 800 gr y muy pocas oportunidades pero muchísimas ganas de vivir. Dos días después de la cirugía y su primera sesión de acupuntura ya estaba comiendo y jugando como una loca, en una semana había duplicado su peso. Y luego siguió creciendo y estirando las patas cada vez más haciéndose un hueco en casa de Antonio, donde por supuesto se quedo. 
También comparte la casa con animales exóticos algunos de los cuales ya no querían sus propietarios y otros que ha ido adquiriendo por sus interesantes características biológicas. Esta especialmente interesado en el mantenimiento y reproducción de varanos e insectos del grupo de los blaptoideos.